Passenger Comfort con DILAX

Cuando las ciudades crecen, no solo crece el número de habitantes, sino también el tráfico. Actualmente, los autobuses, los trenes, los tranvías y el metro ya son la mejor forma de desplazarse por el espacio urbano. En el futuro, esta oferta de movilidad será aún más importante. ¿Pero ya lo sabe todo el mundo? No, porque muchas personas solo usan el transporte público si es cómodo y conveniente.

No hacemos las cosas solo porque tienen sentido. También queremos que nuestras experiencias sean agradables, atractivas y cómodas. Esto es algo humano y sigue siendo el mayor obstáculo para motivar a los conductores de automóviles a usar el transporte público.

Cuando las calles están colapsadas y faltan plazas de aparcamiento, conducir un coche no es divertido. Pero incluso en ese caso sigue siendo cómodo: siempre se tiene un asiento, se puede escoger la temperatura interior, escuchar la radio o llamar por teléfono sin que nadie moleste. Lo que puede ser una buena opción para el individuo, no lo es para una ciudad en plena expansión. Las ciudades no necesitan más tráfico, sino menos.

¿Cuándo dejo el coche en casa y cojo el autobús?
Una oferta más amplia de transporte público sería la solución, pero se necesitarían más pasajeros. Queremos que las posibilidades se conviertan en realidad y, para ello, la comodidad de los pasajeros es decisiva. Si queremos aumentar el número de pasajeros, su confort ha de ser una prioridad para la empresa de transporte. En los países escandinavos, esta característica de calidad ya es la norma.

Relajación

para la ciudad estresada

Las zonas de la ciudad con menos tráfico individual se vuelven más atractivas. La ciudad se relaja, y con ella sus habitantes, que pueden recorrer las calles a su ritmo, hacer deporte o pasear, quedar en las plazas, jugar, reír o hablar a la puerta de las casas.

El ruido de fondo se vuelve más débil, el aire más limpio, hay más espacio para los peatones, los carricoches y los andadores, y también para las personas que se desplazan en bicicleta, monopatín o patinete. Incluso los negocios obtienen mejores resultados.

Zonas de comodidad

¿Qué nos hace sentirnos bien?

¿Pero cómo podemos alcanzar ese modelo de ciudad? La comodidad suena a lujo, pero no es así. La comodidad es una cualidad básica de la movilidad. Si ir a pie es más rápido y sencillo, esta opción nos parecerá muy cómoda.

En distancias más largas, el confort significa: alguien conduce en mi lugar y sé que tengo suficiente espacio para mí y mis pertenencias, las bolsas de la compra o el carricoche y puedo hacer llamadas con auriculares de forma discreta y sin que nadie me escuche.

Lo fundamental son el servicio y la oferta en sí mismos. Un metro que circula con puntualidad y fiabilidad, limpio y bien iluminado, con un diseño humano, sin barreras para entrar y salir. Si las empresas de transporte quieren crecer, deben mejorar la comodidad social y psicológica para que más personas demanden su servicio.

Utilizar los datos locales

Porque responden a nuestras preguntas

Si quiero mejorar mi ciudad, en primer lugar, debo saber qué quiero cambiar. ¿Cuál es la ocupación de mis autobuses? ¿A qué hora viaja la mayoría de las personas? ¿De dónde vienen, a dónde van? ¿Cuánto tiempo es necesario para subir y bajar? ¿Puedo aumentar aún más la frecuencia de la línea?

En DILAX somos especialistas en esto. Con nosotros, usted recopila datos locales de su red de rutas y genera análisis que le ayudan a tomar las decisiones correctas. Decisiones que mejoran la comodidad de los pasajeros en el transporte público tanto local como regional.

Los datos se pueden recopilar a diario y en tiempo real y se pueden usar para realizar previsiones. Asimismo, nuestros datos y análisis también son una base útil para tomar decisiones relativas a acciones a medio y largo plazo. Así, usted podrá reconocer qué medidas concretas y precisas se deben llevar a cabo para presentar a los habitantes y los visitantes de la ciudad una oferta convincente que los anime a usar el transporte público.

Benefits

Invierta en la comodidad de los pasajeros. Merece la pena.

  • Clientes satisfechos: quienes disfrutan desplazándose en transporte público se convierten en clientes fijos, y deberían ser cada vez más.
  • Nuevos clientes: cuando se corra la voz sobre lo cómodo y relajado que resulta viajar en transporte público, más personas demandarán el servicio.
  • Crecimiento en todas las rutas: allí donde aumenta la demanda, debe ampliarse la oferta.
  • La calidad aumenta: los clientes lo notan, lo aprovechan y lo recompensan con lealtad y simpatía por el transporte público.

¿Por qué es importante?

La comodidad como estándar en el transporte público

«Aunque la comodidad es uno de los factores más importantes de la demanda de transporte público, a menudo este factor se desatiende en el diseño del sistema de transporte y en la evaluación del rendimiento operativo»
Por Şükrü İmrea, Dilay Çelebi en “Measuring Comfort in Public Transport: A case study for Istanbul” comfortmobility

Nadie ha afirmado que sea fácil diseñar el transporte público local y regional. Pero funciona, y puede funcionar aún mejor si tenemos las prioridades adecuadas. Para los pasajeros, la comodidad es una característica de calidad tan importante como un servicio puntual y fiable o una información actualizada.

Para comprender hasta qué punto es cómoda una línea de transporte público, se pueden medir diferentes criterios de comodidad mediante datos locales de sus vehículos y líneas. Gracias a DILAX, con esta información sobre el uso diario se puede mejorar y supervisar la comodidad de los pasajeros.

Nota de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para garantizar la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Leer más